Ventajas de utilizar lentillas

Ya llevo casi dos meses probando diferentes tipos de lentillas. Diarias, quincenales y ahora le ha tocado el turno a las mensuales. Pero en este artículo no os quiero hablar de las diferencias que he notado de unas a otras (que lo haré). Me gustaría destacar una serie de cosas que antes no podía hacer por llevar gafas y que ahora sí puedo con las lentillas.

Conducir.

La primera ventaja que note con las lentillas fue algo tan cotidiano como conducir en “stereo”. Llevando gafas como he llevado toda mi vida, no era consciente del marco con el que veía delimitada mi vida. No es algo muy molesto cuando llevas 35 años con gafas, pero el primer día que conduje con lentillas ese marco que ya no estaba, me hizo darme cuenta que mi visión era mucho más amplia de lo habitual y las esquinas quedaban mejor cubiertas.

Pasear bajo la lluvia

Otra cosa que a la gente que no lleva gafas quizás no le llame la atención. Pero los que sí las lleváis seguro que me entendéis a la perfección. Ese momento en el que sales de casa con las gafas bien limpias y lo primero que te pasa es que se te cae un gotón en toda la gafa, sin que te haya dado tiempo de abrir el paraguas. Y si eres como yo del club de los odiadores de paraguas, está claro que las lentillas son unas grandes aliadas.

 

Unai. P. Azaldegui.
Fotógrafo de MandrágoraStudio